Inicio

Los depósitos de devoluciones y el servicio de entrega en la acera de artículos reservados ya están abiertos. Todos los lugares permanecen cerrados hasta nuevo aviso. Más información...


 


 

Fotografías para conversar

 
Foto de @Raul Gutierrez en su blog www.mexicanpictures.com

Seguramente se hayan dado cuenta de que a los bebés y niños pequeños les encantan los libros que muestran rostros de otros bebés y personas; especialmente les encanta mirar los rostros de aquellas personas que les son familiares y especiales. Estos tipos de libros son excelentes para que los bebés y los niños pequeños se interesen en explorar libros y adquieran múltiples destrezas relacionadas con la alfabetización. 

Además de los libros y revistas que puede sacar en la biblioteca, usted puede crear sus propios “materiales educativos” usando fotos de su propia familia, ya sea con muchos detalles o de manera muy simple. Hay muchas formas diferentes de divertirse y aprender mientras recuerda y comparte con los más pequeños anécdotas sobre su familia. Aquí una cuantas ideas:

  • Compre un álbum donde pueda meter y sacar las fotos en las fundas de plástico de manera sencilla; Esto facilita cambiar las fotos más tarde y poder así reutilizar el álbum.
  • Mantenga fotos familiares al alcance de los niños. Una buena idea es graparlas juntas o hacer un agujero en la esquina y usar una anilla o cuerda para que se queden juntas.
  • Cree un álbum electrónico en su teléfono u otro dispositivo; Esta opción resulta muy práctica, ya que su dispositivo generalmente está con usted y es fácil de usar cuando está fuera de la casa o mientras viaja.

Incluya fotos de sus familiares más cercanos pero también de aquellos que no ve con tanta frecuencia. Esta también puede ser una excelente manera de prepararlos para las reuniones familiares, quinceañeras u otras celebraciones. Incluir fotos de familiares cuando eran bebés puede resultar también muy entretenido, más aún si intentan encontrar parecidos con los niños de la familia.

La idea de que las personas que les rodean fueron también bebés y niños es siempre un tema divertido sobre el que hablar. Prepárese para pasarla bien viendo fotos en las que además de familiares, aparecen objetos que igual ya no se usan. Además, si usan etiquetas o marcadores, pueden escribir descripciones o nombres en las fotos para así introducir letras y palabras cuando conversen sobre ellas.

La experiencia de compartir fotos de la familia es una gran oportunidad para sentarse acurrucaditos y hablar sobre la familia y todas las personas que aman a sus hijos. Cuando los niños son parte de estas conversaciones, su cerebro se hace más fuerte gracias a las experiencias positivas compartidas, y ello ayuda con su aprendizaje, tanto en su infancia como en el futuro.

¡A divertirse!

 

Foto de @Raul Gutierrez en su blog www.mexicanpictures.com