Inicio


 

Plinio de las llanuras: Marciano Aguayo y toda una vida de cartas

 
Aguayo

 

Marciano Aguayo, imagen de su matrícula consular, julio 23, 1929.

 

Plinio de las llanuras: 

Marciano Aguayo y toda una vida de cartas

por Nicolás Cabrera, 15 de enero de 2021

 

Lo nuevo en investigación

Lo nuevo en Denver

Lo nuevo en genealogía

Bracero trabajador migrante trabajo migrante
 Consulado de México en Denver Sedgwick noreste de Colorado Comisión Honorífica Mexicana ferrocarril The Great Western Sugar Company servicio militar obligarotio de la Segunda Guerra Mundial inmigración ilegal inmigración indocumentada repatriación Gran Depresión fiestas patrias matrícula consular cédula de identidad del consulado mexicano trabajadores de la remolacha azucarera doble nacionalidad ferrocarril Segunda Guerra Mundial Consulado de México en Denver Gran Depresión

 

Cada año, la Biblioteca Pública de Denver recibe donaciones que se convierten en parte de la colección del Departamento de Historia y Genealogía del Oeste. En el 2008, José Aguayo donó los documentos de su familia, acertadamente llamados “Documentos de la familia Aguayo”, los cuales están organizados en tres series:

 

  • Museo de las Américas
  • Documentos personales de José Aguayo
  • Documentos personales de Marciano Aguayo, su padre

 

Carta escrita a mano por Marciano Aguayo en la que pide a la Union Pacific que  lo llamen de nuevo a trabajar .

 

Marciano Aguayo nació ca. 1903, en Aguascalientes, México. Alrededor de 1917, siguió a su hermano mayor, Ciriaco, a los Estados Unidos y para el año 1925,  se asentó en Sedwick, Colorado. En 1929 se casó con Jovita Ortega de Chihuahua, México, y tuvieron seis hijos. Su hermana menor, Daria, permaneció en Aguascalientes.  

En esta colección, el legado de Marciano se destaca especialmente por la correspondencia sobre asuntos personales y profesionales. Si bien, algunas de las cartas que Marciano escribió aún existen, la colección contiene docenas de cartas escritas a él de 1925 a 1966.  

 

Carta del Consulado de México en Denver acerca de disputas de trabajo con un supervisor de Great Western Sugar Company en la que se copia a Marciano Aguayo. 

 

El paquete de cartas se recibió de parte del Consulado Mexicano en Denver. Estas cartas, escritas en español, documentan la historia de la vida tan difícil que Marciano, su familia, y otros mexicanos tuvieron en el área rural noreste de Colorado. Las cartas mencionaban temas tales como prácticas de trabajo injustas, salarios no pagados, maltrato que él y sus compañeros mexicanos enfrentaron mientras trabajaban para la compañía azucarera The Great Western Sugar Company y la compañía ferrocarrilera the Union Pacific Railroad. Las cartas de la Junta de Jubilación para Ferroviarios y la unión sindical Brotherhood of Maintenance of Way Employees se encargaban de transferencias, reducciones forzadas de personal, cuestiones de salarios, movimientos de personal en cuanto antigüedad, y el llamar a empleados de vuelta a trabajar.

Carta en la que P.J. Lynch, vicepresidente de Union Pacific, felicita a Marciano Aguayo por sus acciones heroicas y le otorga un bono de ahorro de $50. 

 

Marciano recibió una carta de felicitación y un bono de ahorro de $50 de parte de un vicepresidente de Union Pacific por haber ayudado con una caja caliente que observó en un tren. Una caja caliente es una caja de grasa en la que se ha producido un calentamiento como consecuencia por la falta de lubricación de la mangueta del eje. El periódico local escribió un artículo acerca de estos hechos. También, Marciano y su familia se registraban por correo para obtener una matrícula consular cada cierto tiempo. 

 

En una era en la que había mucho analfabetismo entre trabajadores migrantes, Marciano escribía cartas como favor para sus compatriotas. En éstas, abogaba por mejores sueldos y mantenía informado al consulado acerca de personas extraviadas y muertes, así como también indagaba acerca de los derechos de repatriación a México. Sus preguntas eran oportunas y abordaban preocupaciones reales acerca de las leyes de inmigración de los Estados Unidos de las décadas de 1920 y 1930, el riesgo de deportación y si los ciudadanos extranjeros podían ser reclutados para el servicio militar de la Segunda Guerra Mundial.

 

Carta en español dirigida a Marciano Aguayo con los precios de suscripción al periodico local de su pueblo natal en México. En el último párrafo se le pide que mande historias acerca de la vida del trabajador migrante en los Estados Unidos. 

 

Gran parte de la correspondencia en español de Marciano era con amigos y familiares en México y en los Estados Unidos. Mantuvo correspondencia con Daria en Aguascalientes y con Ciriaco, quien desapareció por un tiempo y luego se descubrió que vivía en California. Regularmente compraba  libros, periódicos, revistas y agendas mexicanas y se hizo amigo por correspondencia de la mujer que procesaba sus pedidos por correo. Parte de su correspondencia en inglés incluye cartas desagradables de un médico recaudando el pago de facturas médicas, la compra de un reloj de pulso, un plan de pago de una máquina de coser Singer y cartas de un hijo en prisión.

 

También sobreviven algunos poemas que Marciano escribió, principalmente los de una celebración cívica mexicana y un desfile en Sedgwick que él y su hermano organizaron en 1929. Las celebraciones cívicas fueron financiadas por bailes que se llevaron a cabo durante todo el año para recaudar fondos. Los bailes eran una manera de conocer otras personas mexicanas en el noreste de Colorado, y Marciano conoció a su futura esposa Jovita en uno de esos bailes.

 

Carta del Consulado Mexicano en Denver describiendo el procedimiento para establecer una Comisión Honorífica Mexicana en Sedwick en respuesta al número de mexicanos en el noreste de Colorado.

 

En 1934, a Marciano se le encomendó la formación de un capítulo de la Comisión Honorífica Mexicana en Sedgwick. Este era un tipo de consulado honorario y sociedad de ayuda mutua patrocinado oficialmente por el Consulado de México en Denver y el gobierno federal mexicano. Se recaudaban fondos para los miembros y así financiar sus gastos funerarios, facturas de hospital, repatriaciones y otros gastos, en un tiempo y lugar donde existían pocos sistemas de apoyo para los mexicanos.

 

Además de cartas, la colección ofrece artefactos adicionales, fotografías, recuerdos y fuentes primarias de interés para investigadores, genealogistas, estudiantes y académicos. Más información sobre la colección está disponible en la ayuda de búsqueda bilingüe [insert link to finding aid]. El acceso a los Papeles Familiares Aguayo está abierto a todo aquel que desee consultar la colección. No es necesaria una cita pero los investigadores deben tener en cuenta que hay documentos tanto en inglés como en español.