Inicio


 

Sin pena. Sin culpa. Sin multas.

 
Jar filled with coins

La Biblioteca Pública de Denver ya no cobra multas.

Lo sabemos: a veces es difícil devolver los materiales a la biblioteca. Cambios de horario; responsabilidades del trabajo; nieve. En definitiva, la vida se interpone. Pero ser multado por devolver materiales tarde puede ser tan frustrante que la gente ya no quiere volver a sacar materiales de la biblioteca. Queremos que la gente tenga acceso a nuestros materiales, así que nos propusimos cambiar las cosas y creemos que usted estará complacido.

A partir del 1 de enero de 2019, la Biblioteca Pública de Denver no cobrará multas por devolver materiales atrasados. Ya hemos cancelado la mayoría de las multas en cuentas existentes de nuestro clientes para darles un nuevo comienzo. Esto significa que cuando la vida se interpone y usted devuelve materiales unos días tarde, puede hacerlo sin tener que preocuparse por el pago de multas. Incluso si tiene un material atrasado que le impide seguir sacando materiales, ¡solo devuelvalo y podrá volver a sacar materiales!  

¿Por qué este cambio? El propósito de las bibliotecas es brindar acceso, y dejar de cobrar multas es una forma más de aumentar el acceso a nuestras colecciones y servicios. Dejar de cobrar multas es una tendencia creciente en las bibliotecas estadounidenses, lo que ha resultado en más visitas y circulación de materiales. Para el bibliotecario es suena fantástico. 

La Biblioteca Pública de Denver cree en el acceso gratuito e igualitario para todos. Eso incluye el acceso gratuito a libros, películas, música y todo lo demás que puede llevarse prestado con su tarjeta de la biblioteca. El acceso tiene un dividendo para Denver: todos nos beneficiamos al tener una comunidad curiosa y entusiasmada. El aumento en el uso de la biblioteca y el incremento en la circulación de materiales es una situación en donde todos ganan. 

“Eliminar las multas por retrasos es fundamental para brindar el acceso equitativo a todos los clientes,” dice la bibliotecaria de la ciudad, Michelle Jeske. “Con demasiada frecuencia, las multas penalizan a las familias e individuos más vulnerables quienes son los que menos pueden pagarlas; queremos revertir esta tendencia y hacer que los miembros de nuestra comunidad vuelvan a nuestras instalaciones a usar los materiales y mejorar su calidad de vida y educación.”

¿Cómo se devuelven entonces los materiales?

Los clientes deben acostumbrarse a devolver los materiales a tiempo. No solo se trata de hacer lo correcto, sino que así es como funcionan las bibliotecas. Para dar un empuje extra, las cuentas de los clientes son bloqueadas cuando uno o más materiales no han sido devueltos 14 días después de su vencimiento. Todavía hay una consecuencia por no devolver un material a tiempo, pero no será en la forma del cobro de multas. Removeremos el bloqueo de su cuenta en cuanto regrese los materiales atrasados.

Siga leyendo más abajo si desea más información sobre cómo vamos a dejar de cobrar multas. De otro modo, ¡estamos entusiasmados de ver el regreso de algunas caras sonrientes que no vemos hace un tiempo!

Sin multas: Preguntas y Respuestas

¿Cuál es la diferencia entre multas y tarifas?

Las multas son una cantidad diaria que se cobra por regresar tarde los materiales de la biblioteca. El mensaje de las multas es decirle que se está portando mal, aún cuando esto ya pasó. Esto no es útil y ya no vamos a hacerlo.

Las tarifas son cargos de reemplazo que se cobran por la pérdida verdadera de materiales, por materiales no devueltos o dañados y pueden incluir cargos resultantes por tener que enviar la cuenta a una agencia de cobros. Las tarifas todavía se incluyen como parte de nuestra política de devolución.

Dijeron que a muchos clientes se les perdonaron las multas. ¿Estoy incluido?

Las multas por devoluciones tardías han sido eliminadas; sin embargo, los clientes que han perdido o dañado materiales puede que necesiten liquidar su cuenta para restablecer los privilegios de préstamo. La forma más sencilla de saber si tiene un saldo pendiente es ingresar a su cuenta de la tarjeta de la biblioteca en bibliotecadenver.org o visitar la sucursal más cercana y hablar con un empleado. Por favor, asegúrese de traer con usted una identificación con foto o su tarjeta de la biblioteca.  

¿Qué pasa si no devuelvo mis materiales para la fecha de vencimiento?

Su cuenta será bloqueada 14 días después de la fecha de vencimiento y no podrá sacar más materiales.

¿Se me cobrará algo?

No se le cobrarán multas por devoluciones atrasadas. Tenga en mente, sin embargo, que los materiales se consideran perdidos 28 días después de la fecha de vencimiento y se le cobrarán tarifas de reemplazo por esos materiales en ese momento.

En verdad no perdí los materiales, ¿todavía puedo devolverlos?

¡Sí! Por favor, devuélvalos tan pronto como sea posible. Las tarifas de reemplazo se retirarán automáticamente de su cuenta y podrá volver a tomar prestados los materiales.

Entonces, no importa cuánto me demore en devolver los materiales, ¿nunca se me cobrará una tarifa?

Bueno, no. Si espera demasiado, su cuenta puede ser enviada a una agencia de cobros. ¡Queremos tener de vuelta nuestros materiales para que otros clientes también puedan usarlos! Las cuentas se envían a una agencia de cobros 56 días después del vencimiento. En ese punto, se le cobra una tarifa no negociable de $10 para cubrir los costos de la acción de recolección. 

Los privilegios de préstamo se pueden reducir para los clientes que habitualmente devuelven tarde los artículos de la biblioteca.

¿Cuánto dinero ganó la biblioteca con las multas por retrasos?

En 2018, los ingresos por multas representaron $110,339 en ingresos de toda la ciudad. Sin embargo, los ingresos por multas de la biblioteca se devuelven directamente al fondo general de la ciudad; no se devuelven a la biblioteca. Los ingresos de multas de las bibliotecas representan menos del 0.2%de todas las multas que recolecta la ciudad. 

¿Cómo se tomó la decisión de dejar de cobrar multas?

La Biblioteca Pública de Denver nunca cobró multas por retrasos a las personas mayores. En 2008, dejamos de cobrar multas por los materiales infantiles y en 2014 por los materiales para jóvenes adultos. Estas acciones ayudaron a quitar las barreras para el uso de la biblioteca y tuvieron un impacto positivo en el préstamo para muchos clientes. En 2016, comenzamos con las renovaciones automáticas para muchos materiales, ayudando aún más a los clientes a evitar las multas. En 2018, la biblioteca solicitó formalmente a la Comisión de la Biblioteca Pública de Denver la aprobación para terminar con el cobro de multas por retraso, lo cual fue aprobado por la Comisión en octubre de 2018. La Ciudad de Denver aprobó el cambio como parte del proceso del presupuesto de 2019.